Lo leí a los 20 años y me gustó. Ahora, despues de 35 años, casada con un Mexicano, entendí mucho más. Porque en la familia de mi esposo hay fantasmas, tesoro enterrado, santos, revolucionarios y todos los detailles sabrosos que incluye Gabriel Garci...